El COMERCIO ELECTRÓNICO, también conocido como e-commerce (electronic commerce en inglés), consiste en la compra y venta de productos o de servicios a través de medios electrónicos, tales como Internet y otras redes informáticas. Originalmente el término se aplicaba a la realización de transacciones mediante medios electrónicos tales como el Intercambio electrónico de datos, sin embargo con el advenimiento de la Internet y la World Wide Web a mediados de los años 90 comenzó a referirse principalmente a la venta de bienes y servicios a través de Internet, usando como forma de pago medios electrónicos, tales como las tarjetas de crédito.

El comercio electrónico es un término para cualquier tipo de negocio o transacción comercial que implique la transferencia de información a través de Internet. Cubre una amplia gama de diferentes tipos de negocios, desde sitios minoristas basados ​​en el consumidor, pasando por sitios de subastas o de música, hasta intercambios comerciales que intercambian bienes y servicios entre corporaciones.

Actualmente, es uno de los aspectos más importantes de Internet que emerge. El comercio electrónico permite a los consumidores intercambiar electrónicamente bienes y servicios sin barreras de tiempo o distancia. El comercio electrónico se ha expandido rápidamente en los últimos cinco años y se prevé que continúe a este ritmo, o incluso acelere. En un futuro cercano, las fronteras entre el comercio «convencional» y el «electrónico» se volverán cada vez más difusas a medida que más y más empresas trasladen secciones de sus operaciones a Internet.

Business-to-Business o B2B se refiere al comercio electrónico entre empresas en lugar de entre una empresa y un consumidor. Las empresas B2B a menudo tratan con cientos o incluso miles de otras empresas, ya sea como clientes o proveedores. Llevar a cabo estas transacciones electrónicamente proporciona amplias ventajas competitivas sobre los métodos tradicionales. Cuando se implementa correctamente, el comercio electrónico es a menudo más rápido, más barato y más conveniente que los métodos tradicionales de trueque de bienes y servicios.

La cantidad de comercio llevada a cabo electrónicamente ha crecido de manera extraordinaria debido a Internet. Una gran variedad de comercio se realiza de esta manera, estimulando la creación y utilización de innovaciones como la transferencia de fondos electrónica, la administración de cadenas de suministro, el marketing en Internet, el procesamiento de transacciones en línea (OLTP), el intercambio electrónico de datos (EDI), los sistemas de administración del inventario y los sistemas automatizados de recolección de datos.